Había una vez una gata. Testimonio de un cumple de 1 año muy feliz

25 Mar

Hola Chicas, les escribo ya más relaja después del festejo. Quería comentarles que nos sentimos muy a gusto con su trabajo, porque les ofrecieron a los chicos lindos juegos y atención personalizada, que era lo que estábamos buscando. Además, los papás de los nenes invitados fueron muy elogiosos en sus comentarios sobre su propuesta, así que no dudaré en recomendarlas. Por suerte, esta vez lo que ofrecen en Internet fue cumplido. Gracias!

¿Quieren saber de qué se trató esta animación? Pues fue un cumpleaños muy sereno, donde los chicos de edades muy diversas pudieron jugar en libertad con juguetes creativos y sencillos a la vez, donde lo importante era la imaginación y el compartir.
Creo que hubo varios factores que hicieron de esta experiencia un cumpleaños feliz:
Nadie forzó a los chicos a jugar, sino que se les permitió ir llegando a la situación de juego a su ritmo. De hecho tardaron unos 30 minutos en empezar a buscar el espacio de juegos. Antes habían estado con sus padres en la planta baja, probablemente necesitaban “aterrizar” y acomodarse a la situación de estar en una fiesta con todo lo que esto implica. Los cumpleaños no son “eventos mecánicos” sino celebraciones humanas. Saber dar tiempo para llegar es esencial para que el clima festivo se logre.


Los materiales de juego eran bellos, sencillos, atractivos y seguros: chales de gaza para esconderse o hacer pistas de autitos, autos de trapo con espejos y muchas puertas y ventanas levadizas, pelotas playeras transparentes, juegos de cocina y frutas de madera para ensamblar y volver a cortar, masa casera color turquesa, instrumentos musicales de percusión, muñecos y pelotas de hilo tejido. Esto permitió que cada uno jugara solo o en grupos de forma autónoma, sin necesitar recibir mayores explicaciones de qué hacer o cómo hacerlo. Es un gran alivio para los chicos cuando se les permite jugar en libertad con materiales que favorecen su creatividad.

Los hermanos mayores y otros chicos más grandes recibieron una misión especial que agregó interés al juego: se les entregó “La Enciclopedia de la cumpleañera” para que la decoraran y completaran datos acerca de la beba encuestando a familiares y amigos. Decidieron que lo continuarían completando a medida que la pequeñita creciera y que se lo regalarían cuando cumpliera 15 años junto con otros tesoros que ya estaban preparando en una gran caja. Nada mejor que darle protagonismo a los hermanos y niños más grandes para alivianar un evento en el que su hermanito bebé es el centro de atención de toda la familia y amigos queridos.

 


La beba fue cuidada y respetada en sus necesidades en todo momento. Este era el aspecto más importante tanto para la familia como para nosotras.  Por momentos estuvo en el sector destinado a los juegos y por momentos en el salón donde estaban reunidos los adultos. Pero en todo momento estuvo serena y cuando quiso jugar pudo hacerlo explorando cada espacio y sus materiales con tranquilidad en compañía de su mamá o su papá. Se sintió muy satisfecha cuando cantamos “Había una vez una Gata”, porque es una canción que conoce y que le gusta. ¿Quieren escucharla?

Aquí está una versión de Pescetti que agarra para el lado de las mudanzas. A nosotras en cambio, en este cumple, nos dio por cantar solo la primera estrofa y luego por iniciativa de una invitada, comenzamos a cambiar de animalito… “había una vez una vaca, con una manchita negra en el lomo y vivía en una granjita verde con una colina muy cerca del cielo azul”, “había una vez una hamaca, con una manchita negra en la tabla y vivía en una placita vieja con un subeybaja muy cerca del cielo azul”, etc… A todo esto, la cumpleañera se llevaba a la boca una maraca  y un tambor y se fijaba si alguno de todos esos sonidos se podían cenar.

Anuncios

2 comentarios to “Había una vez una gata. Testimonio de un cumple de 1 año muy feliz”

  1. romina agosto 23, 2012 a 6:09 pm #

    hola soy Romina mi hijo esta por cumplir un año el 15 de octubre y la verdad no se que hacer. Mi marido estaba sin trabajo y recién consiguió encima tenemos cuentas y la verdad es que le quiero festejar el cumple a mi bebe. Se lo merece, cuando nació estuvo internado por un problema de asfixia y la verdad que luchó contra eso y se merece lo mejor. Pero no se como hacerlo ya que no tenemos mucha plata y es nuestro primer bebe. Me podrían ayudar? Tengo la esperanza que si y mis 3 deseos son que mi bebe tenga su primer año como se lo merece su fiestita. Por favor ayudenme, desde ya muchas gracias espero su respuesta

    • Lic. María Raiti septiembre 12, 2012 a 11:14 pm #

      Hola Romi, gracias por escribir y por tu confianza. Te quiero decir que no es importante ni necesario tener mucha plata para poder organizar un buen cumpleaños, lo que sí es imprescindible es que vos tengas ganas de celebrar y que ese espíritu sea el que impregne toda la fiesta. A los bebés de 1 año lo que les gusta es que se los respete en sus ritmos, que no se los aturda, que haya juegos adecuados para su edad… que en realidad son muy sencillos de ofrecer: objetos para que pase de una caja a otra, pelotas de trapo, torres para derribar y que se las vuelvan a armar, telas para que los hamaquen y trapos de algodón grandes para jugar a esconderse y volver a aparecer, algunos tambores caseros para golpetear y disfrutar de los sonidos… es decir, lo que hace todos los días en casa con vos! Te recomiendo que elijas un tema para el cumple, algo que te guste a vos o a tu marido, o algo que veas que a él le interesa especialmente. Le gustan los árboles? Los perros? Las hamacas? Los autos? Las pelotas? Usá un tema, alguno de los que te nombro u otro, para hacer una pequeña decoración. Esto también te va a ayudar a proponer algunos juegos para los más grandes. Por ejemplo, si lo que elegís fueran los árboles podés organizar un juego con los más grandes para que hagan carreras de relevo pegandole hojas a un tronco dibujado en un papel en la pared. Si fueran las hamacas, podés ofrecerles juegos de hamacarse como la Sillita de Oro o mecerlos con una colcha (sin costura para que no se raje) como en una hamaca paraguaya. Si fueran los autos, podés organizar un recorrido y fabricarles “volantes” con aros hechos con cartón enroscado o caño plástico de electricidad y hacer juegos de recorridos…
      Respecto a la comida, podés preparar cosas sencillas caseras y pedir también a amigos cercanos y familiares que sumen algo rico a la mesa de la celebración. Lo importante está en el corazón y no en el bolsillo y estoy segura que vas a poder disfrutar celebrando el primer añito de vida de tu hijo porque tenés ese deseo latiendo en tu pecho.
      celebrar con el corazón encendido
      Un beso muy grande,
      Fernanda

¿Querés Una idea gratis? ¡Escribí una buena pregunta! (No respondo preguntas repetidas o generales porque la gracia está en captar lo especial de cada niño y honrarlo en su fiesta). Soy particularmente sensible a los errores masivos de ortografía, escribí bonito, te respondo bonito :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: