El Mini Mundial


©Pedí3Deseos. Mamma Mia.

Una receta increíblemente divertida y sencilla para entrar en el clima del mundial de fútbol y salir completamente reciclada.

Ya sé, ya sé, estamos un poco (o muy) bombardeados por publicidad y marketing sobre Sudáfrica y ya no queremos oír más sobre el tema. Pero, seamos honestas, “es lo que hay”. Y mi filosofía es tomar “lo que hay” e inventar con ello algo totalmente nuevo y divertido. Si no se tolera el fútbol de ninguna manera, obviar todos los pasos e  ir directamente al paso 9.

Acá va:

Receta:

Ingredientes:

Adulto, Bebé, Manta, papel de diario, cinta y puntería (opcional)

Preparación:

Extender una manta sobre el suelo y colocar allí al bebé mientras se va a buscar los materiales.

El bebé se marchará en breve, por lo que se invierte el orden: colocar los materiales sobre una manta en el suelo y sentarse a trozar el papel de diario en tiras. Ahora sí, el bebé se sentará encantado a explorar. Agarrará el papel e intentará rasgarlo, hacer bolitas, pisarlo. Todo está permitido salvo comerlo.

Cortar algunas tiras en papeles más pequeños, de unos 3×3 cm. junto con el bebé y reservarlo en una cajita, bolsa de tela o similar.

Cuando haya cantidad suficiente de papel (es decir, cuando se atisbe que el bebé desea marcharse) se comienzan a hacer bollitos con los trozos aplastándolos entre las dos manos. Nuevamente el bebé quedará encantado con la idea y abollará feliz unos cuantos trozos.

Con un papel de diario que se guardó a salvo especialmente se envuelven todos los bollos y se fija todo con cinta de papel. El bebé disfrutará tratando de pegar la cinta pero no debe esperarse que de un resultado eficiente sino que tendrá más bien un efecto pegajoso (mantener el propio pelo alejado).

Ahora sí: tienen una perfecta pelota para jugar. El partido consiste en patearla y cada vez que entra debajo de un mueble (mesa, silla, mesada, sillón) se festeja un gol. Se levantan los brazos, se celebra de todas las maneras posibles y se da la vuelta olímpica alrededor de la mesa ratona.

Diego, el bebé mágico

Repetir esta acción unas cuantas veces (hasta que se canse alguno de los dos jugadores, suele ser la mamá). Nota: Es muy importante patear uno mismo la pelota … ¡y dejar al bebé patear!

Agregar entonces la gran celebración final: hacer goles pero esta vez ¡festejarlo lanzando al aire el papel picado! ¿Qué papel picado? El que habíamos reservado en la cajita, bolsa de tela o similar. Es conveniente volver a levantar los papeles varias veces y lanzarlos por el aire para el festejo final, tratando de atraparlos en el aire e inventando cantitos de hinchada para el gran equipo Bebé y Mamá.

Si se desea se pueden sacar fotos y enviarlas a Mamma Mía para que las podamos publicar.

PASO 9: esperar hasta la próxima publicación de Juegos para Bebés ¡y más! 🙂

MAMMA MIA agradece a Betzabe por permitir la publicación de la foto de su hijo Diego. Si querés conocerlos, hacé click acá y visitá su blog.

Anuncios

¿Querés Una idea gratis? ¡Escribí una buena pregunta! (No respondo preguntas repetidas o generales porque la gracia está en captar lo especial de cada niño y honrarlo en su fiesta). Soy particularmente sensible a los errores masivos de ortografía, escribí bonito, te respondo bonito :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: